Energía Solar Térmica

icon

Fortalezas

Es el método más eficiente para capturar más energía (calor solar) en el menor espacio

icon

Puntos fuertes

Cada kWh producido con energía solar térmica tiene un coste económico de energía primaria NULO/CERO, sin depender de la coyuntura de los precios de la energía fósil

icon

Oportunidades

El número de empleos en Europa directamente relacionados con la energía solar térmica, fue estimado por IRENA en 36.000. A nivel mundial, más de 900.000 personas fueron empleadas en energía solar térmica (IRENA, 2016).

icon

Oportunidades

Cada kWh producido con energía solar térmica evita las emisiones derivadas del consumo y del transporte de combustibles fósiles, y aumenta nuestra independencia energética al evitar su consumo

icon

Ventajas

La energía solar térmica reduce los riesgos para la salud y los costos que provienen de los sistemas de energía convencionales, p.e. contaminantes locales derivados de la quema de combustibles, riesgo de accidentes nucleares y eliminación de desechos.

icon

Oportunidades

La mayoría de los captadores y componentes solares térmicos vendidos en Europa también se fabrican aquí. La industria europea tiene un liderazgo tecnológico en varias tecnologías termosolares, p.e. recubrimiento selectivo, captadores de placa plana de alta eficiencia, almacenamiento de calor.

icon

Oportunidades

El coste de la fabricación de captadores solares ha disminuido drásticamente con la producción en crecimiento. Otros componentes han visto mejoras tecnológicas significativas sin aumentar los precios, p.e. acumuladores, controladores.

icon

Fortalezas

La energía solar térmica es hoy en día una de las principales fuentes de energía renovable, con tanta capacidad instalada a nivel mundial como la energía eólica o más energía producida que la energía solar fotovoltaica.